Colombia: El único peligro es que a uno le de ganas de quedarse…

Nuestra Aventura 2014

Cartagena

Los dos últimos días en altamar parecían interminables y no veíamos la hora de pisar tierra firme.
De repente empezamos a ver lanchitas de pescadores y a lo lejos edificios.
En ese momento comenzamos a sentirnos mejor pues sabíamos que pronto llegaríamos a Cartagena.

Cartagena
Al bajar del velero teníamos una sensación extraña, como que al caminar el suelo se moviera. A esto se le conoce como mal de tierra y a mí me duró varias horas.

Buscando donde quedarnos junto a una amiga alemana, llegamos a una zona de hostales llamada Calle Media Luna y allí escogimos quedarnos en el Hostal la Española  sin saber que varios de los huéspedes eran suizos. Más casualidad aún, uno de los suizos era amigo de un amigo y ya nos habíamos visto en algunas fiestas organizadas por el dicho amigo en común.

Caminando por el Centro histórico de la ciudad, que…

Ver la entrada original 2.716 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: